El Museo de la Radio en familia

El pasado sábado 21 de octubre, tuvo lugar la anunciada excursión al Museo de la Radiocomunicación de Belorado.

Las plazas no tardaron en completarse, ya que muchas personas tenían curiosidad por conocer de primera mano éste lugar del que tan buenos comentarios habíamos leído en Internet.

Contábamos con las 27 plazas de un autobús aunque a la hora de sentarnos a la mesa, la cifra creció hasta las 39 por el grupo de colegas de URE Burgos que se sumaron a la iniciativa.

Salimos de Bilbao, con el cielo amenazando lluvia, y tras pasar por Vitoria – Gasteiz, llegamos sobre las 11.15 horas a Belorado. Allí nos esperaban ya Jose Mari EA2BT, socio de URV-ABRA que al residir en un pueblo cercano, nos ha ayudado mucho con la logística de las visitas y el almuerzo, el grupo de Burgos que ya había llegado. Y también estaba Conchi una de las personas encargadas de la Oficina de Turismo y del Museo a la que acompañaba el señor Inocencio Bocanegra, propietario de todas las piezas allí expuestas y una persona amante de la radiocomunicación de todas las épocas.

La visita la guiaron a la limón entre Inocencio y Conchi, uno con su conocimiento exquisito de todos los equipos allí expuestos y ella con las mil y un anécdotas que conocía y que daba ese punto de curiosidad.

Tras la visita, fuimos a comer al Albergue “El caminante” donde degustamos un menú sencillo, con platos de cuchara de toda la vida y servidos con cariño y esmero. Llenamos tanto el comedor principal como otro adyacente.

Después de almorzar, la mayor parte del grupo volvió al museo con el fin de poner en el aire, la EG1MRB (Museo Radio Belorado) que previamente habíamos solicitado. Y que mejor lugar para operar, que la recreación del “Chekpoint Charlie” donde se instalaron dos equipos: Uno en la banda de 40 metros en el que se operó tanto en telegrafía como en fonía, y un equipo DMR donde hubo algo menos de un centenar de corresponsales a través del TG2141 de la Red BrandMeister, entrando por el repetidor ubicado en Pancorbo.

Otro grupo se decidió por una visita al pueblo, que fue nuevamente guiada por Conchi, primero conociendo su historia en la oficina de Turismo, y después in situ, visitando sus lugares más emblemáticos.

Este día, la mayoría de los asistentes, acudió con sus esposas, y también participaron tres txikis que rápidamente se organizaron para divertirse con todo lo que encontraban a su paso, aunque a decir verdad, el majestuoso tanque hizo las delicias y no tan solo de ellos… El carro de combate es un M-60 Patton que perteneció al ejercito español y que ahora permanece allí expuesto, aunque como reconoció el propio alcalde de Belorado, Luis Jorge del Barco, quien también se acercó para saludarnos, mantiene preocupados a la corporación del pueblo vecino, ya que afirman que el cañón del blindado, les apunta permanentemente…

Nos costó despedirnos, ya que estábamos como en casa, disfrutando cada minuto en ese lugar tan especial, al que con total seguridad volveremos más adelante a visitar.

Un gran día, en el que combinamos nuestra afición con el estar en familia y demostrando una vez más que la Radio nos une.